Logotipo de la tienda
0 ver carrito
Volver
Ideas para la iluminación indirecta de tu salón-comedor

17 | 08 | 2016

Ideas para la iluminación indirecta de tu salón-comedor

Dedicar tiempo a planificar la iluminación del salón es imprescindible si queremos conseguir diferentes ambientes para cada momento del día. El salón-comedor es probablemente la estancia más utilizada de la casa. Allí comemos, cenamos, vemos la televisión, celebramos reuniones de amigos y largas veladas e, incluso, trabajamos. Cada actividad requiere una iluminación concreta.

¿Para que usamos la iluminación indirecta?

La luz indirecta del salón es perfecta para los momentos de relax y para crear un ambiente acogedor y relajante para nuestras visitas. Las luces indirectas del salón también sirven para destacar muebles, objetos decorativos, cuadros, etc. Una iluminación poco cuidada puede arruinar la mejor decoración más cuidada.

Para lograr una buena iluminación indirecta en el salón hay que elegir correctamente los puntos de luz y el tipo de lámparas que irán en cada lugar. La intensidad y el color de las bombillas también juegan un papel  muy importante en los resultados.

Soluciones para la luz indirecta en el salón-comedor

  • Los perfiles de iluminación indirecta sirven para iluminar paredes y techos. Con la iluminación indirecta de techos y paredes se pueden conseguir el efecto de un espacio de mayores dimensiones, lo que es una excelente opción si nuestro salón es de pequeñas dimensiones. Este tipo de lámparas se puede colocar oculta en las cornisas de la pared y recubriendo las paredes en sentido horizontal o vertical.

 

  • Existe otro tipo de lámparas para luz indirecta que se instalan dirigiendo el haz hacia abajo en la pared o en los muebles. La parte trasera del mueble del salón y los marcos de las puertas y los cuadros se pueden decorar con tiras led, que proporcionan una luz ambiental acogedora y discreta.

 

  • El efecto lumínico puede ser cálido o frío, según cada necesidad. Utilizando determinados colores y tonalidades de luz se pueden conseguir ambientes especiales.

 

  • Para ganar sensación de amplitud en espacios reducidos se colocan lámparas en las paredes y se orienta el haz de luz hacia arriba. Es importante enfocar hacia el techo y no al revés, pues conseguiríamos el efecto contrario.

 

  • Las estancias con techos bajos también ganan en sensación de amplitud si instalamos un sistema de iluminación que enfoque el techo. Si, además, pintamos el techo de blanco maximizaremos el efecto y conseguiremos que parezca más alto

 

  • Por el contrario, si nuestro salón tiene los techos muy altos, la iluminación debe planificarse al contrario, orientando el haz de luz de techo a suelo. Así se consigue un ambiente más íntimo y menos frío.

 

  • Para destacar nuestros cuadros preferidos utilizaremos luz descendente e indirecta. La luz directa sobre el lienzo puede crear puntos sobreiluminados y zonas de sombra indeseadas.

 

  • Para realzar otros objetos, como jarrones, tendremos que hacer justo lo contrario: colocar una iluminación indirecta ascendente y preferentemente de tonalidad cálida.

 

  • En general, la iluminación descendente sirve para realzar las texturas, por lo que es adecuada para decoraciones con muchos contrastes.

 

  • Si lo que pretendemos es disimular defectos, lo correcto es instalar lámparas de luz indirecta que proyecten en línea recta o ascendente.

 

Ahora ya conoces la mejor manera de utilizar la iluminación indirecta en tu salón o comedor, es importante que ilumines correctamente cada uno de los objetos y estancias...

 

¿Quieres conocer las opciones de iluminación de salón y comedor?