Logotipo de la tienda
0 ver carrito
Volver
Iluminación LED o ¿por qué cada vez las luminarias consumen menos?

08 | 08 | 2017

Iluminación LED o ¿por qué cada vez las luminarias consumen menos?

El gasto en el recibo de la luz es un asunto que nos preocupa a todos. Ése es uno de los principales motivos por los que las lámparas LED están sustituyendo a las convencionales. Gracias a ellas, se consigue un mayor ahorro y una mejor eficiencia energética. Aunque su precio es más elevado que el de las bombillas convencionales, su vida útil es muy superior lo que, sumado a su reducido consumo, hace que su coste se amortice en poco tiempo.


Hoy día es posible comprar lámparas LED de múltiples diseños y con los mismos sistemas de conexión que las bombillas incandescentes, halógenas o de bajo consumo. Pero, ¿cuáles son las características que hacen que las lámparas LED consuman menos que las lámparas incandescentes? Te lo explicamos a continuación.


Bombillas LED = Ahorro energético

Las bombillas incandescentes solamente convierten en luz entre el 10% y el 15% de la energía que consumen. El resto se desperdicia en forma de calor. Sin embargo, las lámparas LED, gracias a su tecnología, transforman en luz entre el 80% y el 90% de la energía consumida. Esto implica que se consigue la misma luminosidad con mucha menos potencia, lo que supone un importante ahorro en la factura eléctrica.
Por ejemplo, una bombilla LED de 7 vatios encendida 6 horas al día consume menos de 1,5 Kw al mes, frente a los más de 11 Kw de una bombilla incandescente de 60 vatios, que es la potencia necesaria para conseguir la misma luminosidad. Eso sí, al comprar lámparas LED debes tener en cuenta que la cantidad de luz no se mide en vatios sino en lúmenes.


Bombillas LED = Eficiencia energética

Las lámparas LED alcanzan una eficiencia energética muy superior gracias a su proceso de generación de luz, denominado electroluminiscencia. Este fenómeno óptico y eléctrico hace que algunos materiales generen luz a partir de la corriente eléctrica. Es lo opuesto a las bombillas incandescentes, que emiten luz debido a la transformación de la  energía eléctrica en calorífica. Éste es el motivo por el que las lámparas LED necesitan mucha menos potencia para producir la misma cantidad de luz.


Bombillas LED = Más Vida útil

Los filamentos de las bombillas incandescentes se funden cada poco tiempo por efecto del calor. Sin embargo, las lámparas LED no tienen filamentos, con lo que no se funden. Al final de su vida útil se va degradando paulatinamente la luminosidad, síntoma de que tenemos que pensar en sustituirlas. Por otra parte, su duración es mucho mayor. La vida media de una lámpara LED está entre 20.000 y 50.000 horas frente a las 2.000 de una incandescente. Esto significa que, con un uso continuado de 24 horas al día 7 días de la semana, las lámparas LED pueden durar hasta 5 años, frente a los 83 días de una convencional.


Bombillas LED = Diseño

Las lámparas LED se encienden por completo de manera instantánea. Además, se pueden complementar con reguladores de intensidad y control remoto para que el ahorro sea aún mayor. Aparte de esto, no deslumbran, permiten modificar el color y la temperatura de la luz y sus diseños elegantes se integran a la perfección en cualquier luminaria.



Bombillas LED = Sostenibilidad medioambiental


Las lámparas LED tienen un 99% de componentes reciclables, están libres de mercurio y no generan contaminación por infrarrojos, por lo que son una excelente alternativa más ecológica y sostenible.


En nuestra tienda de lámparas puedes comprar lámparas LED para cualquier estancia de tu hogar.

 

Si te ha gustado este post sobre Lámapras y Bombillas LED, seguramente también te interesará...