Logotipo de la tienda
0 ver carrito
Volver
¿Cómo elegir la mejor iluminación y comprar lámparas para tu hogar?

30 | 04 | 2019

¿Cómo elegir la mejor iluminación y comprar lámparas para tu hogar?

Descubre cuáles son las mejores opciones de iluminación y cómo comprar lámparas para tu hogar con las con conseguir ese ambiente íntimo, acogedor o funcional que deseas.

Un buen diseño de iluminación va mucho más allá de comprar una bonita lámpara de techo, unos apliques o unos focos. Antes de ir a tu tienda de lámparas conviene que planifiques tus necesidades de iluminación. Para conseguirlo debes tener en cuenta varios aspectos.

Uno de los más importantes es localizar los puntos de luz con los que cuentas y analizar si son suficientes o si necesitas añadir alguno más. Otra cuestión fundamental es estudiar qué necesidades de iluminación tienes en cada estancia de tu hogar.

Por ejemplo, si te gusta leer en la cama, necesitarás una lámpara para la mesita de noche, mejor si es orientable. Para el vestidor, la zona de trabajo de la cocina y la zona de aseo del baño tendrás que emplear un tipo de luz que evite sombras y te facilite el trabajo. En el salón las opciones se multiplican porque es la zona de la casa donde pasamos más tiempo. En esta estancia comemos, nos reunimos, vemos la televisión, nos relajamos… Por suerte, la iluminación inteligente es una gran solución, ya que con este tipo de lámparas puedes personalizar los ambientes según cada momento del día.

Finalmente, está la cuestión del estilo decorativo. Cada persona tiene unos gustos diferentes que se reflejan no solo en los muebles sino en las lámparas. Es importante que, entre toda la variedad que tienes a tu disposición, elijas los materiales, colores y acabados que vayan mejor con la decoración de tu casa.

Las posibilidades de la iluminación LED te permiten instalar bombillas eficientes en cualquier modelo de lámpara o utilizar soluciones innovadoras y de tendencia, como las tiras flexibles que se adaptan a los contornos y quedan ocultas, creando un ambiente muy especial.

Como hemos comentado en otras ocasiones, la luz puede tener diferentes tonalidades que la hacen más fría o más cálida. La luz fría se distingue por ser más blanca o azulada. La luz cálida tiene una tonalidad más amarillenta o anaranjada.

Para saber si una bombilla es fría o cálida debes fijarte en los grados Kelvin (K) que tiene. Cuanto mayor es este número más fría es la luz que proporciona. La mayoría de bombillas que encontrarás en las tiendas de iluminación oscilan entre 6000º K y 2500º K. Los valores intermedios corresponden a la luz más natural, la más parecida a la luz diurna. Si utilizas sistemas de iluminación inteligente no tendrás que complicarte la vida con los grados Kelvin, puesto que una de las ventajas de este tipo de luz es que con una misma bombilla puedes adaptar el tono a la actividad que estés realizando en cada momento.

Por lo general, en las zonas de relax o descanso, como el sofá o el dormitorio debe predominar la luz cálida, ya que reproduce mejor los colores de los materiales naturales, como la madera y la piedra y realza los contrastes de las texturas.

La iluminación fría es la más adecuada para las zonas de trabajo, como la cocina, el escritorio o el baño. También puede ser muy útil para destacar muebles de acabado brillante o materiales como el mármol.

Procura combinar una luz general, que puedes conseguir con iluminación LED empotrable o con una lámpara de techo, con iluminación focal y ambiental. Jugando con todos estos elementos conseguirás crear efectos de luz muy interesantes, destacando rincones o elementos como cuadros o librerías.

Recuerda que la iluminación inteligente puede hacer que tu casa resulte fresca o cálida, también en cada estación de año.

 

SI TE HA GUSTADO ESTE POST SOBRE “¿CÓMO ELEGIR LA MEJOR ILUMINACIÓN Y COMPRAR LÁMPARAS PARA TU HOGAR? ", SEGURAMENTE TE INTERESARÁ…